fbpx

En los momentos que van desde que comprendemos -o nos hacen comprender- que la ruptura de nuestra relación de pareja es un hecho irreversible y el instante en que nuestro Abogado Matrimonialista nos entrega la sentencia firme de Divorcio suelen pasar muchas cosas (casi ninguna buena) y nos hallamos en un estado de comprensible alteración que nos hace susceptibles de cometer verdaderas torpezas que a la postre nos pueden comprometer o perjudicar de cara a dicho divorcio.

Desde Carbajosa Abogados y tras nuestra experiencia de más de 15 años trabajando para resolver los casos de Separaciones y Divorcios de nuestros clientes, vamos a enumerarle los diez errores más habituales que debemos evitar antes de un Divorcio:

  1. No vacíe las cuentas corrientes conjuntas.

Si considera probable que la otra parte vaya a hacer lo propio, en todo caso retire la mitad del neto disponible y comuníquelo a su pareja de forma fehaciente e indicando que puede obrar de igual manera con la otra mitad.

  1. ¿Es usted o su pareja la que se quiere divorciar?

En todo matrimonio, casi siempre, uno de los miembros es el que se quiere divorciar y otro que no. Si usted es el primero, acuda a un Abogado Matrimonialista para saber qué pasos ha de seguir antes de hablar con su todavía marido/mujer. Se evitará disgustos, represalias y que se aprovechen del sentimiento de culpa que probablemente sienta para tomarle la delantera.

  1. Las cosas hay que decirlas a la cara

No use para las discusiones que llegarán en estas fechas ningún medio de comunicación que permita que lo que diga pueda ser inmortalizado y llevado,  muchas veces fuera de contexto, ante un juez.

  1. ¿Pero no le dije que no dijera que se iba a divorciar?

No le diga a nadie que se va a divorciar, salvo a su Abogado, antes que a su pareja. A nadie, ni a su mejor amigo/a. Se sorprendería de lo rápido que se propagan este tipo de secretos.

  1. Pueden acusarle de Abandono del Hogar

No se vaya del domicilio conyugal salvo que sea imprescindible y siempre dejando constancia de dónde va a residir en lo sucesivo.

  1. Siga pagando las facturas

No desatienda sus obligaciones de pago para con terceros (no deje de pagar la hipoteca, los recibos…).

  1. Siga atendiendo las necesidades de su pareja, recuerde que sigue casado.

Si usted está trabajando y su pareja no, no deje de cubrir sus necesidades (tiene una obligación por ley en tanto en cuanto estén casados). Dicho esto, tampoco le pase una cantidad desmesurada, ya que si no probablemente sea esa la Pensión de alimentos o Pensión Compensatoria que le impondrán en la sentencia de divorcio. Lo mismo es aplicable respecto a los hijos comunes.

  1. Quién es mejor, tu Abogado o el mío.

Cuando se haya interpuesto la demanda, “no descubra” la estrategia de su Abogado. En Carbajosa Abogados asistimos atónitos en muchas ocasiones a escenas en las cuales nuestros clientes discuten con sus todavía parejas con respecto a qué abogado es mejor, si el suyo o el de la otra parte, y para dar lustre a su letrado se dedican a explicarle a la contraparte qué movimientos éste tiene pensado hacer, lo cual como podrán comprender suele acabar en un desastre importante.

  1. No se quede a solas con su pareja

Si se produce un clima de hostilidad con respecto a su cónyuge más allá de lo que sería razonable esperar, evite quedar con su pareja a solas. De esta manera eludirá tanto que se produzcan situaciones violentas como que le acusen falsamente de haberlas llevado a cabo.

  1. Aprenda a separar sus sentimientos de sus decisiones.

Es comprensible que pueda desear, según cómo hayan ido las cosas durante la ruptura, que su todavía pareja reciba un escarmiento en forma de petición desproporcionada u ofrecimiento exiguo, pero piense que una postura intolerante y con poca base  normalmente conllevará un juicio de divorcio larguísimo y con un resultado desfavorable, ya que los jueces tienden a “castigar” a las partes que efectúan peticiones poco razonables.

Por ejemplo, no hace mucho tiempo, en un juzgado,  la mujer de mi cliente mil-eurista, reclamaba más de 700 euros de pensión compensatoria.

Share This